TuWeb
INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION EN LA SOCIEDAD
Mis aficiones
Álbum de Fotos
Mi currículum
Mi currículum sin experiencia
Mis enlaces
 
INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACION EN LA SOCIEDAD


Por qué los medios audiovisuales tienen tanta influencia sobre la sociedad actual? Es algo, que los psicólogos intentan explicar, pero que no terminan de dar una explicación coherente que a todos satisfaga. Pasa lo mismo con la telebasura. Nosotros, vamos a intentar explicar breve y sencillamente estos términos, pues son derivación uno de otro.
La humanidad, igual que muchos animales. Después de todo, nada nos diferencia de los animales, salvo en una característica que el resto no posee, de la misma forma que no tenemos garras. Al fin y al cabo, somos presa de nuestras reacciones hormonales que no podemos controlar. Drogas que genera nuestro cuerpo, que originan una reacción física debido a la presencia en sangre de sustancias químicas determinadas, contra las que no sirve la inteligencia para contrarrestarlas. Están allí, producen un efecto, y poco se puede hacer al efecto. Otros sitios útiles y divertidos que esperamos ustedes visiten Cerrar




Interesantes enlaces educativos culturales de ocio y de negocio
Les recomendamos que visiten estos útiles y entretenidos enlaces







Somos presa de las mismas necesidades que los animales, comemos, dormimos y defecamos. Nos reproducimos por los mismos métodos, compartimos la mayor parte de genes, y para colmo, los mamíferos compartimos casi idéntico líquido amniótico, y cigotos inicialmente muy similares.

¿Qué tiene que ver nuestra esencia animal con la telebasura? Al igual que los animales, tenemos una programación genética que nos predispone a diversas acciones. Como al aprender imitando a nuestros semajantes. Del mismo modo, que están programados los animales, para aprender en base a la repetitividad y la imitación. Programa, que una persona sana no puede evitar del mismo modo que los patos recién nacidos, están programados para tomar a lo primero que se mueva como sus padres biológicos, y actuar para seguirlos a donde ellos vayan, y hacer lo que ellos hagan.

Lo que somos, lo que hemos aprendido. Lo hemos hecho, a base de imitar, y repetir lo que vemos. Nuestro sistema educativo, funciona, sobre todo en las primeras fases de la infancia, en la imitación y la repetición. Si fuera por nuestra capacidad de iniciativa y capacidad de inventar por nosotros solos, estaríamos en un estado completamente salvaje.
Los niños, aprenden a andar, porque ven a sus mayores que andan. Habla, porque oyen sonidos que intentan repetir. Y cuando son algo mayores, no desean otra cosa que realizar las actividades que ven hacen sus padres.

Cuando crecemos. Tomamos una consciencia diferente de los hechos, y nos creemos que lo sabemos todo, y somos diferentes. Pero le aseguro que la programación genética para el aprendizaje sigue ahí. Seguimos asimilando lo que experimentamos por nuestros sentidos, e imitando la repetitividad de lo asimilado. Y por supuesto, también nos vemos impulsados por los efectos sociales del resto de personas que asimilan los mismos fenómenos que nosotros, que a su vez repiten lo visto por todos.
De esta forma, los medios de comunicación influyen sobre las personas. Creando y moldeando la mentalidad de las personas que perciben su influencia. No es que los medios nos dominen. Después de todo, los medios aunque muy influyentes, no son los únicos generadores de experiencias y sensaciones. Hay además medios de control de nuestras emociones y su plasmación física como es la ley, y el temor al castigo. Algo por cierto, inculcado en base a la repetitividad, lo que los psicólogos denominan un aprendizaje conductista, que incluye una determinación moral sobre un hecho metafísico como es el concepto del bien y del mal. Fenómenos, que no se dan en la naturaleza, pues las cosas, no son ni buenas ni malas. Las cosas y los seres, existen, y nada mas. Todo lo mas, pueden ser dañinas o beneficiosas, y según para qué.

Pero volvamos a la cuestión. Machacar continuamente con el mismo tema a personas que lo único que hacer es estar atentos a los medios, es muy prejudicial para la salud, el buen juicio y la paz social. Los mensajes de los medios, son dañinos porque de ellos, no se obtiene nada beneficioso.
Lo único que se puede aprender de los mensajes recibidos, es la visión que los medios quieren dar de los hechos, y fomentar formas de comportamiento que les interesen. Ya sea por motivos económicos, o por motivos políticos, que en la actualidad, cada vez es mas difícil distinguir el uno del otro, y no porque no tengamos claro el concepto de lo que es cada cosa.

Los filósofos griegos, tenían debilidad por tener siempre la razón. Hubo muchos movimientos en sus días, pero que yo básicamente divido en dos tipos. Los racionalistas, como los pitagorícos y socráticos. Y los oradores como cínicos y demagogos.
Los primeros, intentaban convencer con exposición de hechos irrefutables y mediante un planteamiento lógico o matemático llegar a una conclusión verdadera.
Los segundos, mediante la oratoria, pretendían convencer al resto de que hiciese lo que mas les interesaba a los propios oradores, manipulando los argumentos, y acudiendo a los instintos mas bajos e incluso animales de los espectadores para que les dieran la razón, o actuasen a su capricho.

Los herederos de todo este conocimiento, no son los filósofos. Son los sicólogos y sociosicólogos, que aplican los métodos oratorios con racionalidad. Personas que utilizan estos conocimientos y experiencia para manipular nuestros comportamientos. Pero que a su vez, no son lo suficientemente listos como para mover los hilos. Solo educan o aconsejan a los amos de la marioneta. ¿Y cuales son los intereses de los amos de la marioneta?.

Ahora, que sabemos que somos influenciables, aun sin ser conscientes de ello. Tenga en cuenta que si percibiésemos la manipulación que sufrimos, podríamos resistirnos a ella. Y sabemos cómo se produce el aprendizaje. Definamos la telebasura.

Mas que una definición formal, vamos a ver cómo identificarla. Si influye sobre nosotros de forma dañína, entendiendo por dañína, informaciones que no producen conocimiento, solo incultura. Que enseña e inculca malos hábitos. Que acude a los mas bajos instintos para conseguir sus fines. Difunde mentiras interesada, o desinteresadamente –nótese que se citan declaraciones, parte de declaraciones de determinadas personas. Pero aunque usted le parezca increíble, el locutor no da su versión de los hechos, cita a fuentes, que pueden ser ciertas o no. Incluso aunque el sepa positivamente que lo que está contando no es cierto. A el, le pagan por leer unos textos.

De aquellos medios que no adquirimos conocimientos útiles para nuestro desarrollo, que influyen negativamente de esta manera sobre la sociedad. Que crean necesidades basadas en nuestros instintos mas animales y solo respoden a motivos económicos y no aspiran a mejorar con su divulgación la sociedad, ni enriquecer de alguna forma a la sociedad, nosotros lo consideraremos telebasura

Foto
Foto
Foto

Pon aquí otro título.

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book. It has survived not only five centuries, but also the leap into electronic typesetting, remaining essentially unchanged. It was popularised in the 1960s with the release of Letraset sheets containing Lorem Ipsum passages, and more recently with desktop publishing software like Aldus PageMaker including versions of Lorem Ipsum.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión